GLP, ¿vale la pena?

Ya hemos estado hablando sobre qué es el GLP o gas licuado de petróleo y cuáles son las ventajas de un coche GLP, pero queremos centrarnos en valorar si realmente vale la pena contar con vehículo Autogás.

Este combustible surgió como alternativa a los combustibles tradicionales, y lo cierto es que es la alternativa más usada a nivel mundial. La principal característica que crea una clara diferencia frente a otros carburantes es el hecho de que es considerablemente más limpio, más sostenible y más considerado con el medio ambiente.

 

Pros y contras de tener un vehículo GLP

Hay que ser objetivos y críticos y darse cuenta de que no todo es perfecto, y que este sistema también puede tener algún inconveniente. Estos siempre dependerán de cada coche, ya que estos pequeños inconvenientes pueden afectar más a unos vehículos que a otros. Según el tamaño del maletero, el espacio se puede ver reducido llevando el depósito, o renunciar a la rueda de repuesto si la instalación lo requiere.

Otro inconveniente que existía hasta hace poco era el número reducido de lugares para repostar, pero esto cada vez es un problema menor, ya que ha evolucionado sorprendentemente en los últimos años, y ya supera las 500 estaciones de servicio preparadas alrededor del país, y sigue creciendo año a año. Sabemos también que sólo se puede instalar en coches con motor gasolina, pero esa es una limitación que ya se sabía desde el principio.

Dado que venimos a hablar de si este carburante realmente vale o no la pena, la idea es destacar también los pros de este sistema, que posiblemente sean mayores que los contras, para valorar si merece la pena.

 

¿Es más económico el Autogás que la gasolina?

Otro de los aspectos fundamentales del GLP es que, efectivamente, es más económico que otros carburantes, siendo su precio actual más o menos el 50% del precio de la gasolina, prácticamente como en los años 80. ¿Por qué esta diferencia tan drástica de precio?

  • Un 60% de su explotación se puede obtener directamente de los yacimientos, o a través del refinado de petróleo.
  • Existe un excedente que hacer prever que su extracción será sostenible en el tiempo.
  • Por esta sostenibilidad, sus precios podrán mantenerse estables a lo largo de los años, o sufrir poca variación.
  • Existen descuentos a en peajes, carriles Bus VAO y algunos estacionamientos.

El sistema además es bastante fiable, pero por supuesto siempre va a depender de la instalación. Un sistema de Autogás debidamente instalado y calibrado debe ser igual de seguro y fiable que cualquier otro sistema de combustible.

El hecho de que compense o no este sistema dependerá del uso que se le dé al coche, ya que esto tiene a compensar más cuantos más kilómetros se hagan, similar a lo que ocurre con el diésel. Por ello cada persona tiene que valorar en función de sus hábitos de conducción si debería o no realizar esta transformación a su coche.

Pero desde luego podemos sacar en claro que esta es una alternativa que va a seguir evolucionando y teniendo cada vez mayor cabida en nuestra sociedad, y siempre es positivo tomar medidas ecológicas y fomentar todas las alternativas que respeten el medio ambiente.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.