Comprar vehiculo ocasion

Los distintos canales en los que puedes comprar un vehículo de ocasión

Hoy en día la compraventa de coches usados ha cambiado mucho y cada vez son más las personas que optan por comprar vehículos de ocasión y semi-nuevos.

En el caso concreto de los automóviles con pocos años de antigüedad, la demanda es creciente y sostenida.

Esto quiere decir que la gente desea adquirir coches de calidad, con poco uso y a un precio más contenido que si lo estrenasen.

Si estás pensando en comprar un coche de segunda mano con poca antigüedad y poco uso, en este artículo te explico cuáles son los distintos canales en los que puedes llevar a cabo la transacción.

 

Comprar coche de segunda mano a particulares

Salvo contadas excepciones, recurrir a los particulares es la peor opción posible, pues en general éstos no suelen ofrecer vehículos bastante nuevos o en buen estado.

Cuando le compras un coche de ocasión a un particular, este suele entregártelo sin el mínimo el reacondicionamiento, en el mismo estado que él lo tenía cuando lo estaba utilizando.

Por lo tanto, no solo te encontrarás un coche sucio y con desperfectos visibles (toquecitos o arañazos tienen todos los coches cuando se están usando), sino que también te tocará a ti solucionar cualquier avería a nivel mecánico que pueda surgir.

Y esto es así porque, aunque el Código Civil obliga a los vendedores particulares a responder de los posibles daños durante un año, para conseguir que alguien asuma su responsabilidad suele ser necesario recurrir a los tribunales.

Adquirir un VO en un concesionario

Los concesionarios de coches nuevos suelen tener potentes departamentos de ocasión en los que dan salida a los vehículos que cogen como parte del pago de uno nuevo.

¿Esto qué significa? Que la transacción estará cubierta por una garantía legal, pero la posibilidad de encontrar buenos automóviles es muy limitada, ya que sus stocks dependen en gran medida de los vehículos que recogen a sus clientes.

Y en el caso de los vehículos semi-nuevos —comercialmente suelen denominarlos como de “kilómetro cero”—, conviene que sepas que en muchas ocasiones los concesionarios venden como coches de “kilómetro cero” los modelos que han devuelto las empresas de rent-a-car, después de un uso intensivo y descuidado de los mismos por parte de un sinfín de usuarios.

Recurrir a empresas de compra-venta de vehículos usados

Este tipo de negocios dependen por completo de la confianza que consigan infundir en sus clientes.

Con esto quiero decir que no se puede generalizar: te puedes encontrar con empresas muy profesionales, que ofrecen automóviles de gran calidad y con una buena garantía, mientras que otros establecimientos solo venden modelos malos y con un montón de problemas.

Otro tema a parte sería el de la importación de vehículos usados.

Muchos de estos negocios de compra-venta se dedican a traer de Alemania o Bélgica vehículos usados de gama alta que venden en España a un precio más alto.

Sin embargo, aunque la legislación aplicable es la misma que la de los coches nacionales, conviene tener un plus de precaución para evitar engaños, fraudes o futuros dolores de cabeza.

La mejor elección: las empresas de renting

Las empresas de renting como Reflex tienen que canalizar y dar salida al exceso de stock de vehículos que se generan con cada retorno, tras la finalización de los contratos de renting.

A pesar de que la antigüedad media de este tipo de vehículos ronda los 4 años, en el caso específico de Reflex —por ser una empresa de renting flexible—, muchos de nuestros automóviles se ponen a la venta con 1 o 2 años, ya que los clientes pueden cambiar de modelo si sus necesidades cambian y les hace falta algo distinto.

Si quieres comprar un coche prácticamente nuevo, revisado por completo, con todas las garantías, y que solo haya sido usado por un conductor, la mejor solución la tienes en los vehículos de ocasión procedentes de Renting de Reflex.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.