Cómo funciona el renting flexible

¿Cómo funciona el renting flexible?

El renting es un método de alquiler más bien a largo plazo, en el que se establecen un plazo cerrado de tiempo y/o un número de kilómetros determinado. Durante este tiempo, el cliente paga una cuota mensual con ciertas coberturas, y una vez haya transcurrido el periodo o número de kilómetros previamente establecido, el contrato habrá finalizado.

En algunos casos, también existe la opción de compra del vehículo una vez ha finalizado el contrato, pagando lógicamente el valor residual del vehículo, dado el tiempo y los kilómetros que han transcurrido.

Por otro lado tendríamos el leasing, que es un concepto parecido, pero que muchas veces se confunde con el renting. Y es que son muy parecidos, pero no iguales, ya que el leasing está enfocado a que la empresa en cuestión finalmente se quede con el vehículo. El renting, sin embargo, se basa más en la rotación de vehículos cada cierto tiempo.

Estos dos conceptos generalmente se emplean en empresas, dirigidos a facilitar o mejorar la gestión de las flotas de vehículos.

Pero queremos hablar del renting flexible, qué tiene de especial frente al renting convencional y el leasing, y cual es el procedimiento que las empresas o autónomos tienen que seguir para beneficiarse de las ventajas del renting flexible.

 

¿Cómo funciona el Renting flexible para PYMES y autónomos?

Como alternativa al renting tradicional y al leasing, surge el renting flexible, que ha logrado coger mucha notoriedad en España en los últimos años, y sigue creciendo.

¿Cuál es la diferencia del renting flexible con los otros métodos?

Con el renting flexible, uno sólo paga por lo que usa, y a día de hoy es la solución más segura y cómoda para empresas y autónomos, y con la que más dinero se ahorra.

Como su propio nombre indica, la principal diferencia es la flexibilidad. En este caso, la flexibilidad que permite el renting de Reflex es que se puede cancelar el contrato o cambiar de vehículo a partir del primer mes, cuando la empresa o el trabajador autónomo necesite un vehículo de otras características, todo esto sin recibir penalizaciones.

Las principales características y ventajas del renting flexible de Reflex son:

  • Presupuesto personalizado para cada caso específico.
  • Facilidad para cambiar o cancelar el contrato si el negocio no funciona.
  • Evitar costes fijos de préstamos y contratos a largo plazo.
  • Asistencia las 24 horas del día los 7 días de la semana.
  • 100% deducible fiscalmente para autónomos y empresas.

Si quieres saber más sobre este tema, consulta nuestro artículo sobre diferencias entre reting y leasing.

¿Qué hay que hacer para contratar el renting flexible?

El sistema para beneficiarte del renting flexible es muy sencillo.

El primer paso sería contactar con nuestros especialistas y explicar tu caso específico y qué tipo de vehículo necesitas (ya sea, coche, furgoneta, furgón, camión, todoterreno o vehículo ecológico), para que así puedan preparar un presupuesto y una oferta adaptada a las necesidades.

Después hay que definir el plazo de alquiler, entre 1 y 48 meses, siempre con la posibilidad de cancelar o modificar el contrato si fuera necesario. Una vez realizado esto y formalizado el contrato, dispondrás del vehículo en 48 horas, enviado al lugar que elijas.

El proceso es así de sencillo, y ya son muchas las PYMES y los autónomos que disfrutan de todas las facilidades que ofrece el renting flexible. Por tanto, si tienes una empresa o eres autónomo, esta será la mejor opción para que el transporte para tu empresa no suponga un problema más.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.