Portada » Artículos » Cómo afectan las normativas medioambientales a los vehículos de Reflex
renting medioambiente

Cómo afectan las normativas medioambientales a los vehículos de Reflex

Cada vez son más las administraciones locales y autonómicas que están promulgando legislaciones restrictivas con el tráfico y la circulación de vehículos.

Aunque el objetivo principal de estas legislaciones está relacionado con la ecología y el medioambiente, también hay muchas normas que tratan de devolverle al peatón espacios para que puedan andar sin el peligro de ser atropellados por un coche.

Su intención es humanizar las ciudades, haciéndolas más cómodas y accesibles a los peatones, pero da la impresión de que quisiesen expulsar a los automóviles, impidiéndolos circular en determinadas circunstancias, o definitivamente al peatonalizar más y más calles.

Los impuestos a los automóviles

A parte del IVA, que es un impuesto que se aplica en cada transacción económica que se realiza, la compra de un vehículo a motor está gravada con otros dos impuestos específicos:

  • El Impuesto de Matriculación, que se paga una sola vez, al comprar el vehículo. Se conoce como Impuesto Especial sobre Determinados Medios de Transporte y tiene un objetivo medioambiental, ya que se establecen una serie de tramos en función de las emisiones de CO2 de cada vehículo (estando los coches que menos contaminan exentos de pagar este impuesto).
  • El Impuesto Municipal de Rodaje, que se paga anualmente y que gestionan los ayuntamientos.

Los impuestos y el medioambiente

Las administraciones públicas utilizan la política fiscal para beneficiar a los vehículos que menos contaminan, como ocurre con los coches eléctricos, híbridos o que funcionan por GLP (como es el caso de la flota de Reflex).

Como los vehículos con GLP contaminan menos que los que se mueven por un motor de combustión interna, el Estado favorece a este tipo de tecnologías rebajando los impuestos de estos automóviles.

Por otra parte, los impuestos y tasas también sirven para desincentivar la adquisición de determinados vehículos que contaminan mucho.

Esta forma de utilizar la política fiscal se ha basado tradicionalmente en que paguen más los que más contaminan.

Sin embargo, aunque las emisiones contaminantes se van reduciendo poco a poco y hoy en día las emisiones de CO2 son menores que antes, la situación de sequía en la que España se encuentra sumida desde hace meses ha provocado que las grandes ciudades no consigan eliminar —o al menos rebajar— el volumen de gases tóxicos que generan los automóviles (la lluvia empuja todo ese tipo de partículas venenosas, en lugar de mantenerlas en suspensión, que es lo que actualmente está ocurriendo en las grandes ciudades).

Las medidas de los ayuntamientos para reducir la contaminación

Estamos viendo que los ayuntamientos no hacen otra cosa que idear medidas que reduzcan estos altos niveles de contaminación.

En algunos casos, se prohíbe la circulación de vehículos por el centro de las ciudades. Otras veces lo que hacen es impedir el aparcamiento en la calle, con lo que solo podrás dejar tu coche en un parking privado.

En ocasiones más excepcionales, cuando los niveles son demasiado elevados, lo que se hace es restringir el acceso a las ciudades a los vehículos cuya matrícula sea par o impar; o se reducen las velocidades máximas a las que se puede circular en las autopistas y autovías radiales.

Sin detenerme más de la cuenta en los pagos flexibles de las zonas de estacionamiento regulado o en las etiquetas de eficiencia medioambiental, otra forma de fomentar la circulación de vehículos ecológicos es permitiendo a este tipo de automóviles que puedan moverse con libertad cuando se restringe o prohíbe al resto.

Y eso es lo que ocurre con la flota de automóviles GLP con la que cuenta Reflex. Así que si te decides por contratar uno de estos modelos mediante renting flexible, disfrutarás de una serie de ventajas:

  • Poder acceder a la ciudad o a las zonas restringidas al tráfico o al aparcamiento en momentos de alta contaminación.
  • Poder usar el carril BUS-VAO-ECO, aunque vayas solo en el coche.
  • Disfrutar de importantes descuentos en los aparcamientos regulados por la ORA.

Gracias a este tratamiento de los vehículos GLP como coches ECO, ahora alquilar uno de estos vehículos en Reflex se presenta como una opción limpia e inteligente.

Sin comentarios

Lo sentimos, los comentarios están cerrados para este artículo.