Portada » Artículos » Cómo afecta la nueva ordenanza de movilidad sostenible del ayuntamiento de Madrid

Cómo afecta la nueva ordenanza de movilidad sostenible del ayuntamiento de Madrid

 

En el mes de octubre el Ayuntamiento de Madrid aprobó la nueva Ordenanza de Movilidad Sostenible.

Una norma que provoca un cambio radical en la forma en la que se relacionan peatones y vehículos, en una gran ciudad como Madrid, caracterizada por el aumento de la contaminación y por un tráfico cada vez más caótico.

Conviene conocer en qué te pueden afectar estos cambios, puesto que Madrid es una ciudad en la que trabajan muchos de nuestros clientes de Reflex Alquiler.

 

La nueva ordenanza a grandes rasgos

 

Lo primero que hay que reseñar es que esta normativa da un giro radical respecto a lo que conocíamos hasta ahora en determinados aspectos relacionados con el tráfico.

Por eso conviene que te acostumbres rápidamente a estas novedades, si no quieres ser multado por incumplir alguno de los preceptos que recoge esta ordenanza.

El cambio más destacado para los conductores es que, a partir de ahora, todas las calles de un solo carril —o que tengan un solo carril por sentido— pasan a ser vías en las que no se pueden superar los 30 km/h.

Otro dato importante que debes tener muy en cuenta es que desde el 23 de noviembre de 2018 entra en vigor la limitación de circulación de coches en la conocida como “almendra central” que a partir de ahora se llamará Madrid Central.

Sin embargo, esta restricción tiene algunas excepciones que pueden favorecer a vehículos ecológicos como los impulsados por GLP que puedes alquilar mediante renting flexible en Reflex.

 

Madrid Central

 

Probablemente la restricción de tráfico en la zona denominada Madrid Central es la más significativa, puesto que el Ayuntamiento delimita una zona de 472 hectáreas en el distrito Centro a la que solo pueden acceder los vehículos indicados en la norma.

 

Vehículos de residentes

 

Los residentes en la zona restringida pueden entrar, circular y salir de Madrid Central sin limitaciones.

Sin embargo, solo pueden estacionar en las calles del barrio en el que están empadronados, ya que el aparcamiento en la zona restringida se convertirá en zona verde (exclusiva para residentes en cada barrio).

 

Vehículos no residentes en Madrid Central

 

Solo pueden acceder a esta área restringida los siguientes tipos de vehículos:

  • Visitantes con invitación ocasional de un vecino de la zona (20 invitaciones al año por vecino).
  • Vehículos con distintivo ambiental CERO y ECO pueden acceder a la zona sin limitaciones, como si fuesen residentes. Hay que tener en cuenta que los vehículos GLP de Reflex llevan la etiqueta ECO.
  • Vehículos con distintivo ambiental B y C solo pueden entrar para aparcar en un garaje privado ubicado en el interior del área restringida o para estacionar en un parking público.
  • Vehículos de personas con movilidad reducida.
  • Ambulancias.
  • Vehículos de servicio público.
  • Taxis.
  • VTC.
  • Vehículos de carga y descarga, entre las 8:00 y las 13:00 horas.
  • Vehículos eléctricos, de particulares y de alquiler, sin limitaciones de ninguna clase.

Por otra parte, los vehículos que no disponen de etiqueta ambiental —por ser demasiado antiguos y altamente contaminantes— tienen restringido el acceso y no pueden acceder de ninguna forma.

En caso de que estas limitaciones no se cumplan, la multa será de 90 euros.

 

Nuevos límites de velocidad

 

Como ya he explicado más arriba, el Ayuntamiento ha modificado los límites de velocidad en determinadas calles, con el objetivo de proteger a los peatones que deambulan por ellas.

En las calles con un solo carril, o de un solo carril por sentido, se reduce el límite de velocidad a 30 km/h.

Y en el caso de calles de plataforma única, con aceras al mismo nivel que la calzada, el límite es de 20 km/h.

Además, como la intención es reducir el número de atropellos, se prevé que el 80% de las calles de Madrid (incluso las que están fuera de Madrid Central) cuenten también con la misma limitación de 30 km/h.

 

Reducción de la contaminación

 

Tanto la limitación de acceso a Madrid Central como la reducción de la velocidad tienen la clara intención de reducir la contaminación en la ciudad.

Se estima que estas medidas —junto con el fomento del transporte público o el uso de bicicletas— pueden reducir las emisiones contaminantes en más de un 40%.

 

Motos, bicicletas y patinetes

 

Cada vez hay más vehículos de dos ruedas circulando por Madrid.

Por ese motivo, la normativa también prevé el uso de este tipo de dispositivos:

  • Motocicletas: las motos ya no podrán aparcar en cualquier acera. A partir de la entrada en vigor de la ordenanza solo podrán hacerlo en aceras con una anchura superior a 3 metros, y siempre que estén a más de 5 metros de distancia de un paso de peatones.
  • Bicicletas: a partir de ahora las bicis pueden girar a la derecha, incluso aunque el semáforo esté en rojo. Por otra parte, también pueden circular en sentido contrario por calles limitadas a 20 km/h.
  • Patines y patinetes: siempre que no tengan motor pueden circular por las aceras y zonas peatonales al ritmo de un peatón. También pueden usar las zonas exclusivas para bicicletas (ciclocalles y carriles-bici).
  • Patinetes a motor: cuando el patinete tiene motor, debe salirse de la acera y utilizar los carriles y vías para bicicletas. La idea es equiparar a este tipo de vehículos con las bicicletas.

 

Cómo te afecta esta normativa si has contratado un renting flexible con Reflex

 

Los nuevos límites de velocidad son de obligado cumplimiento para todo tipo de vehículos, con lo que podrías ser multado si no haces caso de la señalización.

Pero si utilizas un vehículo ecológico de GLP puedes acceder a Madrid Central sin ningún tipo de limitación, como si fueses un residente en la zona.

Además, el GLP tiene más beneficios en Madrid, ya que también puedes transitar por los carriles BUS/VAO, incluso aunque viajes tú solo.

De lo que se trata, al fin y al cabo, es de que entre conductores, peatones, ciclistas, patinadores… Madrid se vuelva una ciudad más habitable y respetuosa con el medio ambiente y con las personas que la habitan y se mueven por ella a diario.

Ante este nuevo escenario, los coches de GLP se presentan como una opción a considerar, porque no solo contaminan menos, sino que son más cómodos y baratos de mantener.

Yo que tú no le daría más vueltas y me cambiaría ya a un GLP.

Ya sabes que con el renting flexible puedes cambiar de vehículo las veces que te haga falta y sin sufrir ninguna penalización…

Sin comentarios

Lo sentimos, los comentarios están cerrados para este artículo.