Los beneficios del renting flexible para un comercial autónomo

Cómo un comercial autónomo se beneficia del renting flexible

Hoy regresamos con un formato que ha gustado mucho a nuestros clientes y seguidores del blog de Reflex.

Gracias a esta serie de entrevistas que hemos empezado a publicar hace un par de meses, podemos conocer mejor cuáles son las necesidades de nuestros clientes.

Pero si este nuevo formato solo tuviese la intención de ampliar el grado de conocimiento de nuestros clientes, no tendría mucho interés divulgativo.

Sin embargo, creemos que estas entrevistas también son un instrumento perfecto para entender —mediante ejemplos reales de uso— cómo pueden utilizarse los servicios que ofrecemos en Reflex Renting Flexible en entornos reales de trabajo.

Hoy te traigo a este blog la transcripción de una conversación que considero verdaderamente interesante. Hablamos con Francisco Álvarez Linares, un cliente de Reflex que ha confiado en el renting flexible para autónomos para ejercer su profesión de viajante.

 

El renting no es solo para las furgonetas

 

Aunque en general tenemos la tendencia a pensar que solo las empresas que necesitan furgonetas de renting son las que contratan el renting flexible de Reflex, lo cierto es que los perfiles de nuestros clientes son mucho más variados de lo que podría parecer a primera vista.

Y entre estos perfiles, cada vez son más los profesionales autónomos que viajan por toda España para desarrollar su actividad económica.

Estos profesionales hacen muchos kilómetros al año, pero no necesitan vehículos con gran capacidad de carga, puesto que no transportan mercancías. Y además, como suelen viajar solos, con un coche compacto o de tamaño intermedio se arreglan mucho mejor.

 

¿Qué clase de vehículos sueles alquilar en Reflex, Francisco?

Desde hace unos días estoy utilizando un Renault Megane. Llegaba la hora de hacer el cambio y me gustó la oferta que habéis sacado de este modelo.

 

Pues me acabas de chafar mi razonamiento, ya que yo pensaba que solías alquilar coches más pequeños, porque casi siempre viajas solo.

Y así ha sido hasta ahora. Antes del Renault Megane tuve un Opel Astra. Y antes del Astra estuve usando casi siempre Ford Focus. Sin embargo, ahora me he decidido por el Megane por dos motivos. El primero de ellos era la oferta que me hicieron, adaptada a mis necesidades. Me puse a hacer números y comprobé que me salía a un precio muy bueno. Además, la segunda razón es que mi pareja está embarazada de 5 meses. Y a partir de ahora vamos a necesitar un coche con más espacio para llevar el carrito, el capazo y todos los trastos del bebé.

 

Veo entonces, Francisco, que el coche lo empleas tanto para tu trabajo como para tus desplazamientos familiares.

Cuando tienes un hijo la vida cambia mucho. Hasta ahora, el coche lo dedicaba casi todo el tiempo a viajar por trabajo. Y cuando llegaba el fin de semana, no me apetecía seguir montado en él durante mi tiempo libre, así que solía dejarlo aparcado en el garaje de casa. Como vivo en una ciudad pequeña, no necesito un vehículo para los desplazamientos urbanos. Con el nacimiento de nuestro hijo, las cosas van a cambiar por completo. Y todavía no sabemos si necesitaremos usar más el coche que antes durante los fines de semana. Por eso ahora he pedido un modelo con más maletero. Pese a ello, cuando el crío nazca, si veo que no me hace falta un coche tan grande, pues tal vez lo devuelvo y lo cambio por uno compacto. Aunque la verdad es que el Megane que tengo ahora no es un coche tan voluminoso que llegue a resultarme incómodo.

 

Me gustaría que le explicases a nuestros lectores a qué te dedicas profesionalmente

Soy representante de varias marcas de recambios para coches. Mi trabajo consiste en visitar talleres y concesionarios a los que les vendo repuestos. Y para sacarme un sobresueldo, también realizo auditorías de stock para las financieras que trabajan con algunos de los concesionarios que visito, Esto provoca que tenga que viajar continuamente por todo el norte de España.

 

¿Cuántos kilómetros haces al año?

Ningún año bajo de los 50.000 o 60.000 kilómetros al año.

 

¿Y qué es lo que ha hecho que selecciones el formato de renting flexible de Reflex?

Pues básicamente el trote que le pego al coche. Cuando empecé en esto, tenía un coche en propiedad. Y hago tantísimos viajes que lo fundí en menos de un año. Me gastaba un dineral en averías, mantenimientos, cambios de neumáticos… Cuando llegó el momento de cambiar de coche, nadie quería recomprarme el viejo. Y para complicar aún más las cosas, me llegó también una inspección de Hacienda. Cuando el inspector me dijo que no podía desgravar los gastos del vehículo porque no estaba afectados exclusivamente a mi actividad, hablé con mi asesor y me explicó que la única forma en la que Hacienda no se metería conmigo era contratando un renting.

 

El renting flexible, la mejor opción para los autónomos

 

¿Qué tal fue tu experiencia con el renting convencional?

Pues no muy satisfactoria. Firmé un contrato de renting por cuatro años, con un límite total de 100.000 kilómetros. Y si devolvía el coche a los cuatro años con más de 100.000 kilómetros, me cobraban una penalización. Al final del segundo año había superado con creces el kilometraje. Y si cancelaba anticipadamente el contrato, también tendría que pagar una penalización. Estaba bastante enfadado y no sabía por dónde iba a salir. Pero entonces encontré la publicidad de Reflex Alquiler. Llamé para informarme y me gustó vuestra propuesta. Desde entonces, he tenido 5 coches vuestros; y el servicio siempre me ha resultado muy satisfactorio.

 

¿Has vuelto a tener problemas para deducir los gastos del coche en Hacienda?

De momento, no. El problema que tuve con el coche en propiedad fue debido a que lo había adquirido antes de empezar a dedicarme a mi actividad actual como autónomo. Al comprar el vehículo siendo un particular, Hacienda se cerró en banda y no me permitió meter esos gastos en mi declaración. Desde que tengo el renting flexible, no me han vuelto a marear con estos temas, ya que ahora las cuotas me las deduzco íntegras en el IRPF.

 

¿Por qué elegiste Reflex Alquiler como tu proveedor de servicios de renting?

Por el renting flexible. Creo que es el sistema que mejor se adapta a mi trabajo. Puedo ir estrenando coches nuevos cada poco tiempo, sin que tenga que encargarme de venderlos por mi cuenta y sin pagar penalizaciones. Aunque mucha gente me decía que este tipo de rentings eran más caros que los normales, yo no he notado que ahora tenga más gastos que antes. Sobre todo porque, cuando tuve el renting a cuatro años, al final no me quedó otra que cancelar el contrato antes de tiempo pagando una especie de multa o comisión fijada en las cláusulas. De no haberlo hecho, las penalizaciones por exceso de kilometraje me habrían arruinado.

 

¿Alguna vez te has planteado alquilar un coche GLP?

La verdad es que no. Como hago mucho kilómetros por carretera, lo más recomendable para mí creo que es el diésel. En alguna ocasión sí que me habéis ofrecido ese tipo de coches… Si los ayuntamientos se ponen muy pesados con el tema de la contaminación y empiezan a prohibir circular por el centro de las ciudades, igual me lo pienso. Porque tengo entendido que estos coches son ecológicos y pueden circular por cualquier parte, ¿verdad? Pero como yo no circulo mucho por los centros de las ciudades, ya que casi todos mis clientes están en polígonos industriales…

Sin comentarios

Lo sentimos, los comentarios están cerrados para este artículo.