Hoy en día estamos tan acostumbrados a hacer todas las gestiones cotidianas a través de nuestro smartphone, que se podría decir que vamos a todas partes con una pequeña oficina a cuestas. Con un móvil podemos actualizar nuestras redes sociales, mandar un email, retocar una fotografía,...